El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

¿CÓMO FUNCIONA EL EQUILIBRIO?

1. ¿Cómo mantiene el equilibro?

El equilibrio, como sensación compleja es mantenido gracias a la información que el cerebro obtiene de tres sistemas principales:
1. La vista: con la cual se obtiene información sobre el entorno y se toman puntos de referencia.
2. El sistema vestibular del oído: el cual proporciona información principalmente de los movimientos que realiza la cabeza.
3. El sistema propioceptivo: Que se encarga de la sensibilidad profunda, sentido de la presión y posición del cuerpo y las extremidades. Gracias a este sistema, el cerebro tiene información de la posición que guarda el cuerpo en el espacio en cada momento. La integración de toda esta información se lleva a cabo en el Sistema Nervioso Central, y una deficiencia en cualquiera de ellas podría dar como consecuencia mareo, inestabilidad ó vértigo.


Las personas con deficiencias visuales deben utilizar más su sistema propioceptivo y vestibular para orientarse

2. ¿Cómo funciona el sistema vestibular?

Ahora haremos énfasis en el sistema vestibular del oído interno, que es el que mas nos compete. Como se ha dicho ya, el sistema vestibular obtiene información principalmente sobre los movimientos de la cabeza; para lograr esto, cuenta con una serie de órganos especializados que se encuentran orientados en diferentes planos del espacio, estos son:

1. Utrículo y sáculo.
Están orientados en los planos horizontal y vertical respectivamente y proporcionan información sobre los movimientos lineales de la cabeza.
2. Tres Canales semicirculares, de acuerdo a su orientación espacial son:

1. Posterior
2. Superior ó también llamado anterior.
3. Horizontal ó también llamado lateral.

Estos proporcionan información sobre los movimientos angulares que la cabeza realiza en los planos en que estos canales están orientados.

Imagen que muestra en forma esquemática la función del utrículo, el desplazamiento hacia delante de la cabeza, estimula la mácula, la cual es la parte del utrículo que detecta el movimiento gracias a una capa gelatinosa que contiene en su superficie cientos de otoconias, que al estar hechas de calcio aumentan su densidad, respondiendo mejor a los cambios de posición.

Imagen que ilustra la función del canal semicircular horizontal, un giro en este sentido provoca la estimulación de la cresta, que es la parte del canal que se encarga de detectar el movimiento y funciona semejante a una compuerta que se desplaza con el movimiento del líquido dentro del canal.

Ambos oídos funcionan en forma coordinada a fin de determinar la dirección del movimiento, por ejemplo, cuando se gira la cabeza hacia el lado derecho, el oído derecho se estimula, enviando información al cerebro, al mismo tiempo, el oído izquierdo, que esta en la dirección contraria al movimiento, se inhibe, disminuyendo momentáneamente su actividad, es esta diferencia entre la información que envían ambos oídos lo que el cerebro interpreta como MOVIMIENTO.